Llega un barco Ruso a

Llega un barco Ruso a un puerto latinoamericano. Toda la tripulaci�n se dispone ir a la ciudad a buscar mujeres para complacer sus necesidades sexuales, pero se les advierte del alto indice de SIDA en el puerto y de que no deben tener relaciones sin usar cond�n.

Entonces todos los rusos van hacia la �nica farmacia abierta en la ciudad a comprar condones, pero por m�s muecas que hacen no logran hacer entender al vendedor que quieren condones ya que no hablan ni ingles ni espa�ol. Muy frustrados se regresan al barco, pero un marinero inteligente se va a la farmacia, se baja el pantal�n, se saca el pito, lo coloca sobre el mostrador y pone un billete de un d�lar al lado. Entonces el encargado se queda viendo y piensa:

“Ummm… �Ah, ya s�! Lo que este ruso quiere es un cond�n”, y el ruso muy feliz corre al barco y le avisa a todos como hizo para conseguirlo.

Todos los rusos van a la misma farmacia y hacen lo mismo, se bajan el pantal�n se sacan la pija, la colocan en el mostrador y al lado un billete de a d�lar. Pero a todo esto el encargado hab�a salido a comer y lo reemplazaba temporalmente un negrito ayudante. Este, al ver a aquel monton de rusos piensa:

“Umm… �Ah, ya s� qu� quieren estos rusos!”, entonces se baja el pantalon, saca aquella enorme pija, la coloca sobre el mostrador y dice:

“Bueno, bueno, se�ores lo siento mucho pero la casa gana.” Y recoge todos los billetes.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *