Un viajante va por el

Un viajante va por el desierto montado en su camello. De pronto, el animal se detiene y se niega a caminar. Desesperado, el viajero mira a su alrededor y, a lo lejos, logra divisar un local con un letrero en grandes letras:

SE REPARAN CAMELLOS

Alegre, corre hacia all� y encuentra a un �rabe que le ofrece repararlo por 20 d�lares. El tipo los paga y el moro manda una gr�a para traer al camello. Cuando �ste es tra�do, el due�o del local ordena:

“S�banlo a la rampa”.

El animal es subido en la rampa y, con dos enormes piedras, le golpean en los test�culos. El dromedario sale corriendo como alma en pena. Sorprendido, el due�o del animal pregunta:

“Y yo, �c�mo lo voy a alcanzar?”

El �rabe grita:

“S�banlo a la rampa”.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *