Un cap�tulo descubierto �ltimamente en

Un cap�tulo descubierto �ltimamente en el libro del G�nesis ha dado la respuesta a la pregunta: �De d�nde vienen las mascotas?

Ad�n dijo, “Se�or, cuando estaba en el jard�n, T� caminaste conmigo todos los d�as. Ahora ya no te veo m�s. Me siento muy solo aqu� y me es dif�cil recordar lo mucho que me amas”.

Y Dios dijo, “�no hay problema! Te crear� un compa�ero que estar� contigo para siempre y ser� un reflejo de mi amor por ti, de modo que me amar�s aunque no me puedas ver. Sin importar cuan ego�sta o inmaduro e incluso dif�cil de soportar seas, este compa�ero te aceptar� como eres y te amar� tanto como yo, sin importar como seas”.

Y Dios cre� un nuevo animal para que le hiciera compa��a a Ad�n. Y era un buen animal. Y Dios estaba complacido. Y el nuevo animal estaba feliz de estar con Ad�n y mov�a su cola. Y Ad�n procedi� a llamarlo perro (ya que �l hab�a puesto nombre a todos los animales existentes). Y el perro vivi� con Ad�n y fue su compa�ero y lo amaba. Y Ad�n se sinti� muy bien. Y el perro estaba contento y mov�a su cola.

Despu�s de un tiempo, sucedi� que el �ngel Guardi�n vino donde el Se�or y le dijo, “Se�or, Ad�n se ha llenado de orgullo. �l se pavonea como un pavo real y cree que es digno de adoraci�n. En efecto, el perro le ha ense�ado que es amado, pero lo ha hecho demasiado bien”.

Y el se�or dijo, “�no hay problema! Crear� un compa�ero que estar� con �l para siempre y que lo ver� tal y como es. �ste le recordar� sus limitaciones, de modo que �l sabr� que no es digno de adoraci�n”. Y Dios cre� el gato para que tambi�n le hiciera compa��a a Ad�n. Y el gato no obedec�a a Ad�n. Y cuando Ad�n mir� fijamente a los ojos del gato record� que no era el Ser Supremo. Y Ad�n aprendi� la humildad.

Y Dios estaba satisfecho. Y Ad�n hab�a mejorado grandemente. Y el perro estaba feliz. Y al gato le importaba tres pitos tanto una cosa como la otra.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *