En un monasterio hab�a un

En un monasterio hab�a un sacerdote que acostumbraba ba�arse todas las noches en su tina, ayudado por una hermana religiosa, quien hab�a sido educada en la misi�n de ayudar al padre, sin pudor, en lo que necesitara durante su ba�o cotidiano.

Una ma�ana, la hermana se encuentra con la madre superiora y le comenta:

“Madre, he sido salvada”.

“�Pero c�mo ha ocurrido tan magno evento, querida hija?”

“Anoche, mientras ayudaba al padre Jos� con su ba�o, �l tom� mi mano y la llev� hasta su entrepierna y me dijo: �sta es la llave del cielo, y que ser�a necesario probarla con mi cerradura para ver si se abr�an las puertas del Cielo para ser salvada.

“Este viejo desgraciado… �y qu� m�s pas�?”

“Bueno, probamos la cerradura; �l me dijo que al principio doler�a un poco, porque el camino al cielo era dif�cil y doloroso, pero que al final sentir�a un gran placer”.

“Este viejo desgraciado. �Y a m� me ten�a enga�ada con que era la trompeta del arc�ngel san Gabriel y se lo estoy soplando hace 20 a�os!”

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *